Preguntas frecuentes

  1. ¿QUE TIPO DE BATERIA NECESITO?
  2. ¿QUE TIPO DE CARGADOR NECESITO?
  3. ¿COMO SE SI MI BATERIA ESTA DESCARGADA?
  4. ¿CUANTO TARDA EN CARGAR UNA BATERIA?
  5. ¿CUANTO TARDO EN RECIBIR UNA BATERIA?
  6. ¿QUE ES LO PRIMERO QUE TENGO QUE HACER AL RECIBIR UNA BATERIA?
  7. ¿ESTA EN GARANTIA LA BATERIA?
  8. ¿QUE ES EL EFECTO MEMORIA?
  9. ¿ES CONVENIENTE DESCARGAR TOTALMENTE LA BATERIA ANTES DE CARGARLA?
  10. ¿SE PUEDE INTERRUMPIR LA CARGA DE UNA BATERIA?

1. ¿QUE TIPO DE BATERIA NECESITO?

De entre todos los materiales y tecnologías que existen en el mercado VT comercializa principalmente baterías de plomo-ácido. Lo más normal es clasificar las baterías por su aplicación. Así las aplicaciones más habituales son:

  • Automoción vehículo turismo.
  • Automoción vehículo pesado.
  • Motocicletas.
  • Aplicación Industrial. Maquinas elevadoras
  • Ascensores
  • Maquinaria para discapacitados (Sillas de ruedas autopropulsadas, plataformas elevadoras, sillas salvaescalereas)
  • Ocio (Naútica y Golf)

 Si atendemos al uso que se le da a la batería las podremos clasificar en:


• Baterías de arranque: diseñadas especialmente para arrancar los motores de combustión, son utilizadas en automóviles, camiones, motos, tractores, embarcaciones y aeronaves, entre otros. Las baterías de arranque están diseñadas para suministrar gran intensidad de corriente en pocos segundos y resistir profundidades de descarga no mayores del 10-20%. En ingles es habitual el acrónimo SLI (starting, lighting, ignition, que quiere decir que la batería alimenta el motor de arranque, las luces y el sistema de ignición del motor).

• Baterías de tracción: especialmente construidas para suministrar energía a vehículos eléctricos tales como grúas horquillas, apiladores eléctricos, carros de golf y sillas de ruedas. Las baterías de tracción están diseñadas para suministrar cantidades relativamente bajas de corriente por largos períodos de tiempo, soportando un elevado número de ciclos profundos de carga y descarga.

• Baterías estacionarias o de reserva: (se llaman así porque se instalan en lugares donde se quedan estáticas, no se mueven con los vehículos como el resto) Están diseñadas para aplicaciones en sistemas de alarma de incendios, alumbrado de emergencia, sistemas de alimentación ininterrumpida (o UPS), telecomunicaciones y acumulación de energía renovable (solar o eólica principalmente) entre otros. Las baterías estacionarias están constantemente siendo cargadas para compensar la pérdida de capacidad por auto descarga, y están construidas para resistir descargas profundas esporádicas. 

 
Según la tecnología de fabricación empleada, se distinguen:


• Batería abierta o ventilada: Las baterías abiertas son las más convencionales y se caracterizan por tener orificios de acceso a su interior con tapones removibles, los cuales permiten la verificación del nivel y gravedad específica del electrolito, la eventual reposición del agua perdida, y que los gases producidos en su interior pueden escapar a la atmósfera. Invariablemente, el electrolito en estas baterías se encuentra en estado líquido.


Las baterías abiertas, dependiendo del fabricante, pueden suministrarse en las siguientes condiciones: cargadas y llenas con electrolito o cargadas y secas (sin electrolito). Las baterías abiertas de plomo calcio son clasificadas como “libre mantenimiento” y las de plomo selenio como “bajo mantenimiento”.


• Batería sellada o regulada por válvula (VRLA): Batería en la que el escape de los gases producidos por la electrólisis del electrolito es controlado automáticamente por una válvula sensible a la presión. Las baterías selladas emplean placas de plomo calcio y son de “libre mantenimiento” (SMF) o “sin mantenimiento”. Según el estado en que se encuentre el electrolito, las baterías selladas se clasifican en: baterías de gel y baterías de electrolito absorbido (o AGM). Las baterías de recombinación (de gel o AGM) son aquellas donde, mediante un proceso electroquímico, el oxígeno y el hidrógeno producidos internamente vuelven a combinarse formando agua para reincorporase de nuevo a su celda; la recombinación tiene típicamente una eficiencia del 99%, luego casi no hay pérdida de agua. 

Las baterías selladas ofrecen algunas ventajas técnicas sobre las abiertas, tales como la ausencia de fugas de electrolito, mínima emisión de gases, nula posibilidad de contaminación del electrolito y bajos requerimientos de mantenimiento. Sin embargo, también presentan limitaciones tales como un menor número de ciclos, la imposibilidad de reponer el agua perdida por exceso de sobrecarga, la imposibilidad de verificar de forma fiable su estado de carga, y en algunos casos su mayor sensibilidad a la temperatura de operación.

VT escoge de entre todos los grupos la batería más adecuada a la aplicación que buscas.

 

2. ¿ QUE TIPO DE CARGADOR NECESITO?

Existen varios procedimientos estándar de devolver la energía a la batería (curvas de carga). Los más habituales son los siguientes:

1. Tensión constante

El método de carga a tensión constante es el más usado para cargar baterías de plomo - ácido. Consiste en aplicar una tensión constante de 2,3, 2,4 ó 2,5 V/elemento, limitando la corriente inicial de carga a 0,1C ó 0,2C amperios, siendo C la capacidad de la batería en amperios·hora. El tiempo de carga va de 40 horas a 10 horas y la tensión debe regularse según la temperatura ambiente: si la temperatura es alta, la tensión de carga debe ser baja y viceversa.

Algunos fabricantes admiten la utilización de este método sin limitación de corriente, pues sus baterías están dimensionadas para fuertes corrientes. En este caso, si se inicia el proceso con 2,3V/elemento, la corriente inicial después de una descarga profunda será de 3C amperios y de un 0,5C durante un período largo.

2. Corriente constante (IU Y WU)

El método de carga a corriente constante es recomendado por algunos fabricantes para las baterías de níquel - cadmio, limitando la corriente entre 0,25C y 0,05C amperios. En el caso de carga profunda se admiten corrientes de 1C amperios, pero vigilando la tensión de la batería o la temperatura.

La carga a corriente constante se utiliza como carga de igualación en baterías plomo - ácido para corregir diferencias de capacidad entre las baterías de un mismo grupo. Para evitar una sobrecarga que destruya la batería es necesario terminar cuando la batería alcance su máxima capacidad.

 3. Corriente descendente

Es el sistema de carga más económico y es utilizado por algunos fabricantes para sus baterías níquel - cadmio. Consiste en una carga sin regulación limitada por una resistencia serie, que en algunos casos es la propia resistencia del devanado del transformador de alimentación. A medida que la batería se va cargando, la corriente de carga va descendiendo gradualmente. Es un método antiguo y muy peligroso porque la tensión y corriente de carga dependen de las fluctuaciones de la corriente de la red, con lo que existe riesgo implícito de sobrecarga.

 4. Dos niveles de tensión constante (IoU o WoU)

Es el método recomendado para cargar una batería de plomo - ácido hermética en un período corto de tiempo y mantener la batería en plena carga en situación de flotación. Inicialmente se carga a un nivel alto de tensión (2,45V/elemento), limitando la corriente. A partir de que esta disminuya por debajo de un nivel, se pasa a tensión constante permanente o de flotación. Este método es el más eficiente pues minimiza el tiempo de carga y la batería queda protegida de sobrecargas.

La vida en ciclos de una batería está muy condicionada por el tipo de carga que se le realiza. Especialmente en las baterías de tracción : una batería diseñada para ciclo profundo (como por ejemplo la serie LAD de Varta profesional) si se carga con un cargador programado con curva de carga húmeda nunca conseguirá su óptimo rendimiento. Y al contrario, cuando se carga una batería AGM con el sistema de carga adecuado, los rendimientos en ciclos aumentan a más del doble en tecnología AGM sobre las baterías de tracción húmedas.

VT te asesora en el tipo de cargador más adecuado para tu batería. Consultanos¡

 

 3. ¿COMO SE SI MI BATERIA ESTA DESCARGADA?

La forma más inmediata es comprobar el voltaje en vacío (circuito cerrado). Una batería de 12 v nominales, debe tener 12,5 v como minimo, si el voltaje en vacío es inferior lo recomendable es hacer una carga completa antes de su uso.

4. ¿CUANTO TARDA EN CARGAR UNA BATERÍA?

El tiempo de carga es variable en función de la intensidad de carga. La mayoría de las baterías comerciales de tracción se cargan en periodos de entre 6 y 12 horas. Los tiempos de carga pueden llegar hasta 24 horas en algunos modelos de gran capacidad.

5. ¿CUANTO TARDO EN RECIBIR UNA BATERIA?

Si el pedido se hace antes de las 3 de la tarde, lo más normal es que se reciba en 24 horas a partir del pago. En otro caso serán 48 horas (Península). En Baleares y Canarias el porte llevará una semana.

6. ¿QUE ES LO PRIMERO QUE TENGO QUE HACER AL RECIBIR UNA BATERIA?

Siempre darle un ciclo de carga completo. Las baterías tienen autodescarga, pueden perder hasta un 2% de la energía por cada mes que estén almacenadas. Es probable que la batería llegue al cliente con un nivel de energía inferior al 100% por eso es recomendable cargarla antes de su primer uso.

7. ¿ESTA EN GARANTIA LA BATERIA?

Las baterías tiene entre 6 meses y dos años de garantía. La garantía cubre defectos de fabricación. El periodo de garantía comienza a partir de la entrega de la batería al cliente. Por eso es recomendable guardar el albarán de entrega o la factura para posteriores reclamaciones.

8. ¿QUE ES EL EFECTO MEMORIA?

Consiste en la disminución de  capacidad de la batería cuando por cualquier motivo no se realizan cargas completas. Este fenómeno se da principalmente en baterías de Niquel y en menor medida las de litio. Las baterías de plomo ácido no sufren efecto memoria.

9. ¿ES CONVENIENTE DESCARGAR TOTALMENTE LA BATERIA ANTES DE CARGARLA?

Nunca. Al contrario descargar completamente una batería (especialmente las de plomo ácido) supone disminuir su vida útil notablemente. Las baterías de tracción están diseñadas para soportar profundidades de descarga inferiores al 50% de su capacidad nominal. La vida en ciclos disminuye proporcionalmente a la profundidad de descarga media. Es decir a mayor profundidad de descarga menor vida de la batería.

La razón por la que se recomienda cargar completamente la batería de plomo ácido no es el efecto memoria, que ya se ha visto que no sucede en este tipo de batería, sino el estar siempre en niveles de energía lo más alto posibles para tener profundidades de descarga más bajas.

10. ¿SE PUEDE INTERRUMPIR LA DESCARGA DE UNA BATERÍA?

Tampoco resulta recomendable por la razón antes explicada. A igualdad de consumo, una batería no cargada completamente tendrá una profundidad de descarga superior a la que se ha cargado completamente. Por tanto el no completar las cargas también disminuye la vida de la batería.